FCPI y FIP: una inversión arriesgada pero una gran bonificación fiscal al final

Invertir en compañías ayuda a reducir sus impuestos. Pero la rentabilidad de estos fondos es incierta.

La creación de una cartera diversificada de PYMES regionales o innovadoras es lo que permite la compra de fondos de fondos locales de inversión (FIP) o fondos mutuos de innovación (FCPI). Dos ventajas clave: primero, si estos brotes jóvenes se desarrollan, obtendrá un valor muy bueno, y luego, pase lo que pase, reducirá sus impuestos. Pero ten cuidado, la fragilidad de este tipo de empresas también te hace correr grandes riesgos.

NIVEL DE HONORARIOS

Costos de entrada, distribución, constitución y costos de operación: la administración engorrosa de estos fondos, que están obligados a respetar cuotas de empresas jóvenes o incluso áreas geográficas específicas, conlleva costos prohibitivos. No es raro que el total exceda el 4.50% por año. En otras palabras, los costes de funcionamiento de su o su FCPI FIP mordisqueado casi el 20% del capital invertido en 5 años. Tomar nota también de que … Lea más en Capital.fr, nuestro socio adecuado, dinero, jubilación.

Lea también Oro, vino, bosque … nuevo en ubicaciones atípicas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.