¿Por qué no comer algo antes de acostarse?

¡Comer en la cama o mirar la televisión unos minutos antes de ir a dormir es una mala costumbre que perder! Esto aumentaría nuestro riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes, sugieren investigadores mexicanos en un estudio publicado en la revistaFisiología experimental.

El resultado no parece necesariamente sorprendente: ya sabíamos que levantarse por la noche para picar crecía (¡comer también en otro lugar!). Pero al aumentar nuestro nivel de grasa en la sangre justo antes de caer en los brazos de Morpheus, no solo tomamos kilos, sino que daña su salud, alterando nuestro reloj biológico.

Los científicos midieron los niveles de triglicéridos en la sangre de dos grupos de ratas. El primero había sido alimentado al comienzo de su período de descanso, el segundo había comido "normalmente", durante su período de actividad. Como resultado, los primeros roedores tenían niveles de lípidos más altos que los otros, lo que se sabe que está asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca o diabetes.

Este nuevo estudio demuestra que es necesario respetar su ritmo biológico, evitando cambiar los horarios de sus comidas o acordar interrupciones mordisqueando. ¡La cena temprana, incorporando el sacrosanto cuadrado de chocolate para el postre en lugar de la televisión, tendría más sentido!

Lea también Una hilera de cocina al cuadrado … por menos nibble


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *