Tratamiento del dolor de espalda con nuevos discos intervertebrales

El 40% del dolor de espalda se debe a un daño irreversible en los discos intervertebrales, que forman almohadillas entre las vértebras. Pero con el tiempo, entre deportes violentos, gestos repetitivos, puertos de carga, se desgastan, se deterioran y ya no pueden desempeñar su función de amortiguador. El dolor aparece en el área donde los discos están degradados.

¿Y si fuera posible reemplazar los discos intervertebrales dañados por nuevos, nuevos y funcionales? Esta pregunta es respondida por investigadores del laboratorio de ingeniería dental y osteoarticular de Inserm en Nantes. Se centraron principalmente en el núcleo pulposo, la parte central de los discos intervertebrales, compuesta principalmente de agua.

En 28 días lograron cultivar in vitro, a partir del tejido adiposo tomado de nueve pacientes, células del núcleo funcional, semejantes a las que se encuentran naturalmente en los discos intervertebrales. Luego, uniéndolos a un biomaterial sintético, los investigadores lograron recrear un ambiente favorable, permitiendo su supervivencia y multiplicación una vez inyectados en los discos dañados. Un trabajo de medicina regenerativa cuyo siguiente paso es verificar la efectividad de los discos vertebrales degradados.

Lea también: Células madre para reparar el corazón y Dolor cervical: ¿conoce la técnica de Alexander?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.